lunes, 29 de mayo de 2017

El mundo de Édora

Édora es el mundo donde se desarrolla la saga Los hijos de Édora, un lugar plagado de criaturas fantásticas, en el que la magia y el misticismo se unen para dar lugar a numerosas historias y leyendas; y donde los dioses cobran un gran protagonismo y caminan junto a los mortales para velar por ellos, concediendo su gracia a sus elegidos para que luchen y protejan el hogar que han creado.

Está dividido en dos continentes, Andhüne y Shelüne, delimitados en sus extremos por la Bruma, que actúa como barrera para evitar el avance de la oscuridad y el ejército comandado por la Pesadilla.


Andhüne, situado al oeste, es la mitad más luminosa y segura de Édora y el lugar donde la facción dalariel – la más prolífica y principal del continente, formada especialmente por humanos - convive en paz con el resto de seres de luz creados por la diosa de la vida, Nimiel

En esta mitad, los distintos reinos son protegidos por los Dalar, criaturas bendecidas con la gracia de los dioses de la luz y neutros, que gozan del don de la inmortalidad para ejercer como avatares de estos en la tierra.

La diosa de la luz Dhalaria (o diosa Madre) es quien protege a sus habitantes junto a sus hijos.

Numerosos reinos y razas dividen el continente, aunque son los humanos quienes poseen el control de la mayoría de ellos. La capital de Andhüne se llama Arcania, una enorme ciudad poblada principalmente por Dalar y sus familias.
Shelüne es su contrapartida del este, y se trata de un sombrío continente dominado por el ejército de Pesadilla. La luz del sol no llega a estas tierras, en cambio, son sus tres lunas las que llenan de una tenebrosa pero misteriosa belleza sus rincones, y las que ayudan a que la vida pueda llegar a desarrollarse en lo que antaño sólo eran tierras yermas.

El dios Vaehnar (o dios Padre) es quien vela por los escasos habitantes ajenos a la Pesadilla que pueblan este continente.

En los lugares más sombríos y recónditos de Shelüne se ocultan las criaturas más peligrosas y crueles que habitan Édora, siempre acechantes y a la espera de cualquier debilidad, dispuestos a atacar a los pocos intrusos que se adentran en sus tierras.

La facción vanarian es la que domina en la mayoría de los escasos territorios habitables que existen en Shelüne, aunque debido a los peligros que les rodean tan sólo controlan pequeños asentamientos y la capital, llamada Vehlum
La ciudad de Vehlum está rodeada por un escudo de éter que la protege gracias al poder de las lunas y de los Vanar, Alados elegidos por los dioses de la oscuridad (y también los neutros) para velar por los mortales y sus territorios.
La Bruma es un territorio que divide Édora en dos mitades y que mantiene a las criaturas de Pesadilla fuera Andhüne para protegerlo y evitar el paso de la oscuridad procedente de Shelüne. Es el lugar donde Vanar y Dalar acuden para proteger sus continentes de la presencia del enemigo, y donde la guerra entre las dos facciones de Alados es más cruenta.

Se dice que la diosa Alysha creó este territorio, y que en él controla el destino de aquellos que pisan sus tierras, moldeando continuamente su mundo a capricho de su cambiante humor.
También llamado Mundo de los sueños

Junto a la Bruma, se trata de un territorio creado por la diosa del destino Alysha, al que sólo se puede llegar en momentos de inconsciencia o durante el sueño. Situado en un plano abstracto y cambiante. Puede ser visitado tanto por criaturas mortales como inmortales, y por las almas de los fallecidos, a las que la diosa ofrece este lugar como medio para comunicarse con los vivos.

En este mundo, es casi imposible discernir lo real de lo irreal, así como diferenciar los recuerdos de la persona que viaja a través de él de las propias ilusiones provocadas por su caprichosa señora.

4 comentarios:

  1. ¡Me encanta! He disfrutado mucho aprendiendo más sobre ese mundo tan maravilloso que has creado. Espero que sigas publicando cosas como esta para poder profundizar más allá de lo que la novela nos cuenta. ¡Deseoso de leer más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si me animo y publico otro en el que hable de las razas principales, cualquier propuesta que tengáis o duda ya sabéis que podéis comentarla ^_^

      ¡Gracias por tu comentario! ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Fantásticamente creado el mundo de Édora, le da un misticismo y lo envuelve de misterio.
    Me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra un montón que te guste, Nefertari! ¡Gracias por comentar! ;***

      Eliminar